Translate

lunes, 4 de enero de 2016

Hábitos para ser una tejedora o un tejedor de éxito

Este año que comienza quizás sea en el año en el que has decido aprender a tejer o simplemente quieres retomar tu afición. Te han dicho tantas cosas sobre los beneficios de tejer y has visto bufandas, mantas, complementos... tejidos a mano originales y únicos que te has dicho: "De hoy no pasa".

Pero como sucede a menudo con muchos propósitos de Año Nuevo, a veces se abandonan. Esquivar el abandono es posible siguiendo unos sencillos hábitos. Podríamos llamarlos hábitos para convertirse en una tejedora de éxito, porque tu trabajo te gustará y te animará a seguir tejiendo.

Fuente: Pixabay


1. Limita el número de "trabajos en progreso"
En el mundo anglosajón los trabajos en progreso se conocen por las siglas WIP (work in progress). Son trabajos comenzados pero sin a cabar. Empezar un nuevo proyecto es emocionante, estás a tope de creatividad y llevas a la vez varios trabajos. En realidad comienzas tantos proyectos que no hay tiempo suficiente ni energías para finalizarlos todos. Es mejor limitar el número de proyectos para poder finalizarlos todos, o dicho de otro modo, acaba un proyecto antes de comenzar otro.

2. Los errores que son pesadillas
Al principio un pequeño agujero, un salto en un punto, una pequeña cadeneta de más pueden parecer algo minúsculo, sin importancia, "pero si no se ve". Sin embargo,  ignorarlo no sirve de nada. Si dejas a sabiendas un error sin arreglar en una labor preciosa con muchas horas de tejido detrás, ese error te perseguirá y será lo único que veas. Vale la pena deshacer la labor y comenzar de nuevo.

3. Aprender algo nuevo cada día
Aprender algo nuevo acerca de tejer no es debe ser un esfuerzo enorme. Puede ser tan sencillo como leer un patrón, conocer diferentes tipos de agujas, un punto nuevo... Aprender algo nuevo a veces solo te llevará 15 minutos. Vale la pena emplear ese tiempo en ampliar conocimientos.

Fuente: Pixabay


4. Tomar notas 
No importa lo cansada o cansado que estés después varias horas tejiendo. Anota dónde dejaste el patrón, el número de vuelta, o cualquier cosa que ayude a mejorar la labor. No creas que vas a recordarlo al día siguiente, puedes olvidar puntos cruciales. Anota siempre.

5. Kit de útiles impresicindibles para tejer
Todas las tejedoras y todos los tejedores de éxito tienen un kit básico de útiles para tejer, y no hablo de agujas o ganchillos de diferentes grosores. Eso es obvio. Estoy hablando de protectores de agujas, marcadores  y contadores de vueltas, cinta métrica, agujas laneras, tijeras...

Fuente: Pixabay


Hay un último consejo para principiantes y para quienes retoman el tejido. Persevera. No te sientas frustada o frustado si al principio cometes errores, si la labor no es todo lo bonita que esperabas. Con el tiempo y la práctica se mejora. ¡Vale la pena el esfuerzo!

Saludos y ¡feliz tejido!

P. D. ¿Qué hábitos añadirías? Espero vuestros comentarios.