Translate

lunes, 5 de octubre de 2015

Consejos sobre fotografía tejeril

Pensar en el patrón perfecto, encontrar el ovillo adecuado, tejer durante horas (o días), todo con mucho mimo. Una vez terminado el trabajo toca hacer una fotografía para compartirla en las redes sociales, blog o nuestro archivo personal, pero... ¡desastre! La foto está movida, oscura,  no hay detalle, lo mismo puede ser punto bobo que varetas porque no se distingue nada de nada. Un trabajo tan primoroso y la foto no hace justicia. ¿A quién no le pasado?

Ante este desastre, ¿qué debemos hacer? Lo primero, respirar con tranquilidad porque para cada problema hay una solución. Por suerte, Patrones para amigurumis ofrece algunos consejos útiles para fotografiar tus amigurumis. Después de leer con detenimiento el artículo, creo que la mayoría de las sugerencias también se pueden aplicar a otro tipo de trabajos de crochet o tejido. Destaco cuatro consejos que considero imprescindibles, pero hay más, y su lectura es muy recomendable:

-Luz natural, pero sin sol directo, para evitar sombras molestas. El flash y la falta de luz no suelen favorecer ni resaltar la labor.

-Fondos neutros, libre de elementos que puedan distraer. Se puede conseguir con una cartulina. A veces me he decidido por fondos de color intenso y el resultado no termina de convencerme.

El fondo fucsia es demasiado intenso

-Hacer muchas fotografías y elegir la mejor.

-Corregir pequeños defectos en el ordenador. No hace falta ser un especialista. Unos sencillos y  tenues retoques de brillo y contraste pueden marcar la diferencia.

A esta pequeña lista, considero importante que la fotografía ayude a saber las proporciones o el tamaño de la labor. Se puede conseguir colocando al lado algo de tamaño conocido.

Un lápiz de una conocida tienda de muebles ayuda a saber las dimensiones

Pero si somos ambiciosas y queremos enseñar el paso a paso de nuestro trabajo en Youtube, esta pequeña guía os ayudará a llegar a más gente.

-Título claro, sencillo, fácil de encontrar, con clara referencia al contenido.

-Descripción y etiquetas para facilitar las búsquedas.

-LUZ. Es lo más importante. Sin una buena luz, no se pueden seguir las explicaciones, o se hace muy difícil, aunque el trabajo nos encante. Siempre es preferible la luz natural a la artificial, salvo que tengas un estudio profesional, con unos buenos focos y reflectores.

-Hay que evitar los ruidos de fondo. Distrae mucho oír ladridos o un motor en marcha (no exagero, a veces los he oído) durante una explicación. Al igual que pasa con la luz, si no disponemos de un equipo de sonido profesional, es mejor elegir una lugar alejado de molestos ruidos.

-Contenido breve. Si dura más de 15 minutos, la gente suele perder interés. Si el tipo de labor requiere más tiempo, es mejor hacer varios vídeos y etiquetarlos de manera adecuada.

-Explicación sencilla y lenguaje claro, es decir, si tejemos una bufanda en punto bajo, no es necesario dar una conferencia sobre la historia de las bufandas.

-En crochet la explicación oral es importante, pero no es imprescindible. Puede sustituirse por subtítulos que ayuden a la comprensión del paso a paso.

- No debemos renunciar a nuestro estilo personal, porque eso nos caracteriza. En mi caso, prefiero música de fondo y subtítulos, pero esta es mi opción. Hay otras, elegid la que más os guste.



-Por último, no olvides contestar a los posibles comentarios que tus seguidores.


¿Os han servido de ayuda estos consejos? Espero vuestros comentarios.

Saludos y ¡feliz crochet!