Translate

lunes, 21 de septiembre de 2015

10 cosas que quizás no sepas sobre tejer con dos agujas y ganchillo

Detrás del acto de tejer con dos agujas o ganchillo hay mucha historia y anécdotas interesantes. Hoy escribo sobre diez cosas que quizás no sepas sobre el tejido. ¿Deseas descubrirlas?

1. Nadie sabe realmente cómo es de antiguo

Se cree que tejer con dos agujas es más antiguo que tejer con ganchillo. Es difícil determinar la antigüedad debido a que los materiales usados se deterioran con el tiempo. Se han encontrado en excavaciones arqueológicas palos afilados que podrían ser agujas, pero no hay seguridad. En español la palabra "tejer" se documenta desde el siglo XIII.

Sobre el ganchillo, tampoco existen pruebas contundentes que confirmen su antigüedad, incluso se duda de su origen. Se apunta que puede ser chino, sudamericano o árabe. En Europa a partir del siglo XVI se hace muy común y en España se populariza en los siglos XVIII y XIX. En español de España se usa más la palabra ganchillo que la francesa crochet (la Real Academia Española recomienda croché, sin la t final o ganchillo), tanto para la técnica como para la herramienta. En cambio, en el español de América parece que está más extendido el uso de croché / crochet para la técnica y ganchillo para referirse a la aguja de tejer.

Fuente: Museo Británico. Relieve asirio del siglo VII a. C. Parecen llevar ovillos


2. Técnica mixta

Hay datos muy antiguos (del Antiguo Egipto) sobre la existencia de una mezcla entre tejer a dos agujas y con ganchillo. En la actualidad también encontramos esta mezcla en el ganchillo tunecino y el knooking, una aguja de ganchillo con ojal por donde se inserta la hebra.

Fuente: Portal de labores. Aguja y labor de knooking


3. En el pasado tejer con dos agujas era cosa de hombres (mientras que la mujer hilaba)

¡Cómo cambian las cosas! Ahora es una labor casi exclusivamente femenina, aunque cada vez hay más hombres interesados en aprender a tejer. El primer gremio de tejedores, donde no se permitían mujeres, se estableció en París en 1527.

Fuente: Google imágenes


4. La primera tricotosa se inventó en 1589

Fue inventada por el clérigo William Lee y transformó la confección de tejidos en un pequeña industria. Al principio se usó para tejer calcetines.

5. En el Reino Unido tejer se convirtió en un deber patriótico durante la Segunda Guerra Mundial

En la actualidad es normal encontrar diferentes iniciativas de tejido de mantas para refugiados en diferentes crisis humanitarias, como la vivida por los refugiados sirios (la manta de la vida) o gorritos y otras prendas para hospitales.

6. El crochet o ganchillo se consideró una imitación barata del encaje

En época pasadas el ganchillo se consideró una imitación de encajes de prestigio y acabó siendo desdeñado por las clases más pudientes, que podían permitirse comprar encajes más caros. La reina Victoria en Inglaterra impulsó esta forma de tejido, comprando encaje irlandés y aprendiendo ella misma a tejer. Por cierto, se considera a Eleonore Riego de la Branchardiére la inventora del encaje irlandés alrededor de 1842.

Fuente: Google imágenes. La reina Victoria tejiendo


7. Tejer es saludable

Numerosos estudios avalan esta afirmación. Hace algún tiempo escribí un artículo sobre los beneficios de tejer en la salud, tanto si es a dos agujas como a crochet. Si quieres leerlo, pincha aquí.

8. La lana no es el material más antiguo para tejer

El algodón y la seda eran los materiales más frecuentes durante los primeros 400 o 500 años en la historia del tejido. En el siglo XXI encontramos otros materiales como bambú, lino, rafia, yute...

9. Las primeras agujas estaban fabricadas con marfil, huesos y conchas de tortuga

Hoy es fácil encontrarlas de bambú y plástico.

10. El primer libro con patrones es del siglo XVII

Se publicó en 1611 por el alemán Johann Siebmacher. Incluye patrones, gráficos y motivos.

Fuente: Google imágenes
¿Conoces otras curiosidades sobre el tejido  y no las encuentras aquí? Me encantará conocerlas.

Saludos y ¡feliz crochet!