Translate

lunes, 27 de abril de 2015

Consejos para aliviar el dolor tejeril



Hace unos meses escribí sobre los beneficios que proporcionar tejer (relajación, creatividad, compartir...).  También incluí algunas recomendaciones para evitar malestar en las manos y ejercicios que nos ayudan a evitar problemas si estamos muchas horas tejiendo, pero nunca está de más seguir hablando del tema y aportar más información, sobre todo para los que se inician en el mundo del tejido, como la hija de 12 años de una amiga.

Ana, así se llama la hija de mi amiga, quería que yo le enseñara a tejer a ganchillo y después de intentarlo un rato me dijo que tenía calambres. Estaba tan concentrada y hacía el punto tan apretado que sus músculos dijeron "¡relájate!"

Después de un descanso y unos ejercicios que hicimos juntas, los calambres desaparecieron. Y aquí estoy de nuevo, escribiendo sobre el tema, porque... ¿quién no ha sufrido algún dolor por tejer y tejer durante horas? Yo mismo he padecido  "hombro de tejedora", un dolor agudo en las articulaciones por la tensión acumulada al sostener la labor. Para evitarlo, realizo algunos ejercicios antes, durante y después de tejer. Los consejos y ejercicios sirven tanto si tejéis a ganchillo o con dos agujas.


Antes de comenzar a tejer

1. Elige un asiento que te ayude a estar relajada con un buen apoyo para la espalda y cuello.

2. La temperatura de la habitación es muy importante, procura que sea de tu agrado y te haga sentir cómoda.

3. La iluminación debe ser buena, nada de tejer con luz escasa o en penumbra, y si es luz natural, mejor que mejor. Parece un consejo obvio, pero de verdad que he visto tejer con luz muy mala. ¡Ah! y si vais a tejer con colores oscuros, mejor de día.

Mi rinconcito ganchillero, cómodo y con buena luz natural 

4. Hacer ejercicios de calentamiento de cuello y hombros: girar la cabeza de derecha a izquierda y al revés; girar hombros hacia delante y hacia atrás. Repetir cada ejercicio diez veces.

5. Ejercicios de calentamiento de manos:
                             a) poner las palmas juntas y empujar los dedos de una mano contra la otra, como una araña haciendo flexiones;

Hacer el ejercicio con suavidad


                             b) girar las muñecas.
Repetir cada ejercicio diez veces.


Mientras estás tejiendo

Consejo general: si se usa un material abrasivo como cuerda o una aguja muy fina, que puede causar rozaduras, proteger los dedos con tiritas.

1. Nunca tejer con la labor en el aire, debe estar apoyada en el regazo.

2. Apoyar los brazos sobre un cojín blando. Nada de apoyarlos sobre el sofá o la silla. Suelen tener un apoyo muy alto y esto puede causar presión innecesaria en los brazos.

3. No tejer un punto demasiado apretado, así no ejercemos una presión extra.

4. Hacer pequeños descansos (de un minuto) cada media hora aproximadamente.

2. Durante los descansos, girar hombros y muñecas para aliviar la tensión acumulada.

3. Otro ejercicio: mantener el brazo estirado hacia adelante, con la palma hacia abajo y tirar de los dedos de la mano hacia arriba con la mano opuesta. Repetir con el otro brazo.


No fuerces las articulaciones. Recuerda: no debe doler


4. Levantarse de vez en cuando de la silla, nada de jornadas maratonianas de tejido.

6. Desviar la mirada de la labor cada veinte minutos o media hora y fijarla en un punto lejano.


Después de tejer

1. Repetir los ejercicios de giros de muñecas, hombros y brazos.

2. Poner las manos detrás de la cabeza y juntar los codos.

3. De pie, intentar tocar la punta de los dedos de los pies sin doblar las rodillas (sin forzar, no pasa nada si no se llega, se trata de estirar un poquito la espalda).

Y si hay algún tipo de dolor que no cede, consultad con el médico.


Yo pongo en práctica todos estos ejercicios y funcionan bastante bien y como complemento a todo lo anterior, practico yoga y pilates tres veces a la semana. ¿Cuáles son vuestros consejos, trucos o ejercicios para aliviar la tensión al tejer?

Si ya practicáis yoga, este ejercicio os puede ayudar, pero nunca debéis forzar las articulaciones


Saludos y ¡feliz crochet!