Translate

jueves, 25 de agosto de 2016

Siete cosas que una ganchillera no quiere admitir

Todas las ganchilleras, y las tejedoras en general,  tenemos pequeños secretos que nos negamos a admitir antes los demás. Hilos escondidos detrás del sofá, bolsas y bolsas de proyectos sin acabar, ... Pequeños vicios que solo otra tejedora puede entender y compartir. ¿Cuáles son tus secretos?

1. A veces nos desquiciamos

Todo el mundo habla de lo relajante que es tejer, y sí, lo es y es capaz de sacar lo mejor de nosotras mismas. Peeeero... también nos desquiciamos. Hace unas semanas comencé a tejer un chal y todavía no lo he acabado. Conforme avanza el trabajo, el resultado no es el esperado. He modificado el patrón no sé cuántas veces y ahí está, esperando. Después de tantas horas tejiendo, deshaciendo, tejiendo y deshaciendo, así hasta ¿cinco, cien, quince veces?, la paciencia desaparece.  Lo mejor es que nos pille a solas. Mi lado "hidra furiosa" no es agradable.



2. Acumulamos proyectos sin acabar

 La peor pesadilla para toda tejedora. Por lo menos, lo es para mí. Procuro siempre terminar los proyectos, porque tenerlos guardados, sin disfrutar de ellos me desagrada. Si me preguntan por ellos, la respuesta es siempre la misma. Esta semana lo acabo. No me gusta reconocer que pasará mucho tiempo antes de acabarlos o quizás no lo acabe nunca.

3. Lo principal es tejer

Pues sí. Y miramos el reloj para saber cuántas horas vamos a tejer antes de que llegue la familia o cuánto tiempo de sueño podemos sacrificar para hacer "una vuelta más y lo dejo". "¿Pero tú duermes!, preguntan tus seres queridos. "Claro", respondes con cara de inocencia, mmmm, pequeña mentirijilla. Algunas noches el tejido es más importante que dormir.



4. Propósito de enmienda

Sobre todo en Año Nuevo. Nos proponemos leer más, hacer más excursiones con la familia, pero volvemos a tejer porque es lo que más nos gusta. ¿Motivos? No hacen falta.

5. El ejercicio no es lo nuestro

O sí. Porque hacemos ejercicios para evitar contracturas, y también damos paseos antes o después de una buena jornada. Es revitalizan. Además, en nuestro interior consideramos tejer muy rápido es un buen ejercicio cardiovascular, jeje, pero no lo admitimos. Nadie nos entendería.

6. Ovillos hasta en el frigorífico

Todos en casa, e incluso tus amistades, saben que tienes montones de ovillos, pero lo que no saben es el número de ovillos guardados en los lugares más inesperados, como la mesita de noche, el zapatero y hasta el congelador. Bien guardaditos, pero hay ovillos por todas partes. No lo admitimos, pero nunca son suficientes.

7. La fiesta, mejor si hay ovillos

Nos gustan las fiestas ... para tejer. Nos apuntamos a todas las quedadas ganchilleras y disfrutamos cuando aprendemos nuevos punto, patrones y técnicas gracias a estas reuniones. Y nos apoyan cuando un proyecto no es lo que esperábamos ¿Quién mejor para entendernos que otra tejedora? Pero además, cada vez hay más hombres y las conversaciones son más variadas.



¿Qué "vicio" secreto tienes? ¿Te animas y nos lo cuentas?










jueves, 18 de agosto de 2016

5 patrones gratuitos de amigurumis de cine y televisión

Si te gustan los amigurumis y disfrutas con el cine y las series de televisión, esta selección es para ti. He buceado en internet para encontrar patrones gratuitos en español e inglés de personajes icónicos.  Algunos patrones están en inglés, pero la página Hastaelmonyo puede traducirlos, siempre que cuente con el permiso de los autores.


Empezamos la selección con un personaje de la serie de moda: Juego de tronos. Reconozco que he empezado a verla cuando ya llevaba varias temporadas, pero se ha convertido en mi serie favorita y el personaje de la pequeña Arya Stark me ha cautivado. En  Woollywood puedes encontrar un sencillo patrón de la pequeña de la familia. También puedes encontrar el de Samsa.




En patrones amiguruis encontramos a Harry Potter y otros personajes de la serie. Seguro que los peques de la casa disfrutarán mucho jugando con ellos.

Durante mi infancia y adolescencia me encaraba leer Asterix. Me divertía con sus historias y la pasión de Obelix por los jabalíes. De los personajes que han pasado del papel a la pantalla, el de Obelix me parece el más logrado: Gerard Depardieu  está estupendo. Seguro que el mini amigurumi de  Amigurumis patterns le encantaría. Está en inglés, pero es muy sencillo. Se trata de dos pequeñas esferas  con los colores del personaje.


Para "destejer" los mejores misterios, lo mejor es contar con el detective más famoso: nada mejor que Sherlock Holmes y Xicotet  te lo pone fácil para lograrlo.






Termino la selección con una de los personajes más famosos del cine mucho: Charlot. Creaciones batiburrillo comparte un patrón muy divertido, tamaño mini, para colgar en el bolso.



Espero que la selección haya sido de tu agrado.

Gracias por tu visita.

lunes, 15 de agosto de 2016

Bolso de fiesta de ganchillo con boquilla

Nada me gusta más que personalizar un look de fiesta con un bolso hecho por mí. Puedo combinarlo totalmente a mi gusto, desde lo más sencillo hasta lo más sofisticado.

Para una boda a la que voy a asistir en pocas semanas, he elegido un bolso con un punto en apariencia simple pero con textura, similar al punto cesto, pero mucho más sencillo: es el punto granito. Al usar un hilo con hebras de seda, el aspecto es lujoso.



Materiales

-Boquilla rectangular de 17 centímetros,
-hilo beige de algodón y seda, con 50 gramos bastará,
-ganchillo del mismo grosor del hilo,
-cadena,
-tela para el forro,
-entretela, aguja e hilo de coser,
-puntilla.


Si la boquilla está labrada, el bolso tendrá un aspecto más lujoso aún. Por supuesto, el tamaño de la boquilla y el color del hilo lo puedes adaptar a tu gusto.

Patrón (teje dos partes)
1. Comenzamos montando las cadenetas necesarias para el ancho de la boquilla, teniendo en cuenta que sea múltiplo de 2. En este caso he tejido 50.

El punto granito es igual al derecho y al revés




2. Clavar la última cadeneta en la tercera cadeneta contando desde el ganchillo tejer un punto bajo, una cadeneta. Repetir en toda la vuelta.
3. Una cadeneta, un punto bajo en el punto cadeneta base. Repetir hasta el final de la vuelta. Sigue con este patrón hasta alcanzar el alto de la boquilla (6 centímetros). En este momento, hay que aumentar cuatro puntos en cada extremo de la vuelta. ¿Por qué hacerlo? Para darle una bonita forma. Si seguimos con el mismo ancho, cuando se cosa la boquilla, esta será más ancha que el tejido y no quedará bien.
4. Sigue tejiendo con el mismo patrón hasta alcanzar el alto necesario (16 centímetros).



Cuando tengas las dos partes tejidas, pega con la plancha la entretela al tejido, siguiendo las instrucciones del fabricante, así el bolso tendrá una ligera rigidez. Cose las dos partes, dejando libre la parte superior (6 centímetros), que irá cosida a la boquilla. Si quieres disimular las costuras, puedes tejer un cordoncillo (o comprar uno) y coserlo alrededor de las mismas.

Corta el forro a la medida del bolso y cóselo al tejido. Luego solo tienes que coser la puntilla  en el interior para esconder las puntadas en el forro. Este paso lo puedes eliminar si has conseguido esconderlas en la boquilla. Debo reconocer que a mí me cuesta mucho conseguirlo.

Por último solo tienes que añadir la cadena y ya está preparado para lucir el bolso en las mejores ocasiones.

Gracias por tu visita.

jueves, 11 de agosto de 2016

Tapajarras de ganchillo y cuentas de cristal

Hay labores tan sencillas y prácticas que te preguntas por qué no las he tejido antes. Hasta ahora ponía cualquier cosa para tapar la jarra de agua o no ponía nada. Alguna vez en una cena en la terraza se han aparecido "personajes" no invitados. Para evitarlo, he tejido un tapajarras de lo más efectivo.

Los materiales necesarios son un trozo de tela, cuanto más fino mejor, hilo y ganchillo del número 1 y cuentas de cristal de colores, los que más te gusten.

Las cuentas de cristal, además de ser decorativas, evitan que el paño se caiga o salga volando con una pequeña brisa.

Comenzamos recortando la tela un poco más grande que la boca de la jarra (como un centímetro más grande). Puedes recortarla redonda o cuadrada. Si eliges esta última opción recuerda que debes añadir puntos en las esquinas para evitar que la labor se rice.

Inserta las cuentas que vayas a usar en el hilo (excepto las que hacen de contrapeso).




Patrón
1. Comienza con una vuelta de puntos bajos alrededor de toda la tela y cierra la vuelta  con un punto deslizado (o raso).
2. Cinco cadenetas, salta tres puntos de la vuelta anterior y en el cuarto une con un punto bajo. Repite en toda la vuelta.
3. Seis cadenetas, toma una cuenta de las que has insertado, y únela en el centro del arco de la vuelta anterior. Repite en toda la vuelta.
4. Seis cadenetas, unidas en el centro del arco de la vuelta anterior. Repite en toda la vuelta.
5. El primer arco, cuatro puntos bajos y tres piquitos (cada piquito se teje con tres cadenetas unidas en el mismo punto), tres puntos bajos. El siguiente arco, siete puntos bajos. Repite esta secuencia en toda la vuelta. Termina la labor con un punto deslizado. Corta el hilo y esconde el cabo en el revés de la labor.

Una vez que has terminado esta parte, inserta las cuentas de colores más grandes en un poco de hilo, combinadas como más te guste y cóselas a la puntilla, distribuyéndolas de forma equilibrada alrededor del tapajarras.

Espero que la entrada de hoy te haya gustado.

Gracias por tu visita.



lunes, 8 de agosto de 2016

Tres libros de ganchillo para tres estilos

¿Te gusta darle un aire nuevo al ganchillo más tradicional? ¿Eres de las que disfrutan con el estilo country? ¿O te inclinas más por un aire desenfadado y con encanto?

Si la respuesta a estas preguntas es "sí", la selección de libros de hoy te proporcionará muchas ideas e inspiración para tus proyectos.


Ganchillo hippie chic
Ganchillo hippie chic de la editorial Librero cuenta  con el asesoramiento de Marinke Slump (talentosa y creativa tejedora , autora del blog A Creative Being, fallecida en 2015).

El libro ofrece "30 labores de gran colorido inspiradas en los años 60 y 70". Además de Marinke, se incluyen patrones de otras tejedoras, presentadas en las primeras páginas.  Está organizado en varias secciones: ganchillo para decorar, ganchillo para vestir, técnicas de ganchillo e hilos utilizados.

El directorio del inicio facilita encontrar la labor que más te guste: mandalas, cojines, mantas, alfombras,  posavasos, complementos , bolsos y bolas de Navidad.

Si te gustan las combinaciones de color divertidas y con un aire retro este es sin duda tu libro. Los patrones están muy bien desarrollados y son fáciles de seguir (la explicaciones de las abreviaturas se encuentran al final). La dificultad de los proyectos se representa por medio de flores: desde una flor para el nivel principiante, hasta cuatro para expertos.

Es difícil elegir un proyecto, porque todos son preciosos, aunque mi favorito es el patrón de los mandalas radiantes.



Ganchillo estilo country
Ganchillo estilo country de Kristel Salgarollo publicado por la editorial DRAC. ¿Qué puedes encontrar? 20 proyectos de colchas y cojines explicados paso a paso. Pero, además, cuenta con información complementaria sobre bases y símbolos, abreviaturas, métodos complementarios (cambio de color y unión de motivos) y realización de fundas de cojines.

Los proyectos tienen títulos como "Jardín de la abuela", manta que imita bloques hexagonales de patchwork, "Vuelta al mundo", otra manta de motivos degradados, o "Bohemia", un cojín muy campestre.

Todos los proyectos incluyen gráficos y esquemas de montaje, para facilitar el trabajo.

Granny squares modernos
Granny squares modernos de las autoras Beatrice Simon y Barbara Wilder, también de la editorial DRAC, lleva por subtítulo Nuevas formada de ganchillo. Y eso es precisamente lo que nos encontramos.

Aparte de las oportunas explicaciones de abreviaturas y técnicas básicas, el libro comienza con patrones y gráficos diferentes grannys: cuadrados, triangulares, hexagonales, circulares, estrellas y paisley.

Y después de aprender a tejer todos los grannys imaginables, viene la parte más divertida: plasmarlos en los objetos más variados que te puedas imaginar: cestos de maquillaje, mantas, boinas, cojines, bolsos, chales, llaveros, diademas, alfombras, lámparas... Todos con sus respectivas instrucciones y gráficos de montaje.

Entre los tres libros hay 76 proyectos que te mantendrán ocupada los próximos meses. ¿ A qué esperas para empezar a tejer?



NOTA: Los tres libros se pueden adquirir en librerías y en Amazon.

jueves, 4 de agosto de 2016

Monedero tapestry de corazones

La combinación de colores rosa y verde me gusta mucho y no he podido resistirme a tejer un monedero con estos tonos con los restos de un trabajo anterior (soy tejedora acumulativa: cuando me gusta un color, compro mucho material).

El monedero tapestry de corazones es bastante fácil de hacer. La mayor dificultad ha sido centrar el dibujo en el tejido. Aunque en lugar de hileras de corazones, se pueden colocar salpicados. Tú eliges.

El punto queda muy apretado, así que el forro es opcional; sin embargo, tes recomendable para darle mayor resistencia al tejido.

He usado un hilo una aguja finas, del número 1, 5.

El monedero mide 20 x 12 centímetros


En lugar de comenzar por la base, he comenzado a tejer desde la cremallera, como puedes ver en la foto. Primero, con una vuelta de puntos deslizados, como si hiciera un bordado, y a continuación, ocho vueltas de puntos bajos.




Una vez que tienes las ocho vueltas, cambia de color para tejer los corazones y sigue el esquema de abajo. Recuerda centrar el número de corazones que quieres tejer. Dependiendo del tamaño de la cremallera, el número de puntos necesario para centrarlos variará. Yo he usado una cremallera de 20 centímetros y comencé la primera fila de corazones después de siete puntos.





Cuando tengas dos filas de corazones, teje ocho vueltas en el color inicial y cose los bordes con la costura hacia adentro.

Al trabajar con dos ovillos, es importante ir escociendo las hebras en el propio tejido. Así el tejido queda más limpio y evitaremos cortar y anudar cabos.

Espero que que haya gustado y te animes a tejer tu monedero tapestry de corazones.

Graciais por tu visita.

lunes, 1 de agosto de 2016

Detalle de ganchillo para camiseta

¿Tu camiseta favorita se te ha quedado pequeña? No te preocupes. Un delicado detalle lateral tejido a ganchillo y problema resuelto.

Aunque no hace falta que se te quede pequeña, también puedes hacerlo para darle un aire nuevo a una camiseta que está aburrida en el armario. 



Para este trabajo es importante usar un hilo fino, para un ganchillo del 1,5 o menos.

Descose los laterales de la camiseta y une la pieza de ganchillo que más te guste con pequeñas puntadas. 

El patrón de la puntilla de la foto es el siguiente:

1. Montar seis cadenetas. En el revés de la labor, clavar en la sexta cadeneta desde el ganchillo y tejer tres varetas. Dar la vuelta al tejido.

2-3. Cinco cadenetas, saltar dos varetas, tres varetas en la siguiente vareta. Dar la vuelta al tejido.





Debes repetir las vueltas dos y tres hasta tener la medida deseada (en este momento, la labor no parece muy prometedora, paciencia, luego te quedará preciosa). 


Una vez que tengas la medida, se trabaja con puntos deslizados hasta llegar al arco de la última vuelta. En este arco, teje tres cadenetas (como primera vareta), seis varetas, un punto bajo en el centro de la vareta siguiente. Seguimos trabajando el mismo lado de la labor repitiendo el patrón (siete varetas, un punto bajo en el centro de la siguiente vareta).

Al finalizar con este lado de la labor, haces un punto bajo en la cadeneta de inicio y pasamos hacia el otro lado. Ahora hacemos un punto bajo en el centro de la vareta siguiente y montamos siete varetas en el siguiente arco y un punto bajo en el centro de la siguiente vareta. Repetimos hasta acabar la labor.

Descose los laterales de la camiseta y cósele la puntilla con pequeñas puntadas. Y ya está. Tienes una camiseta nueva.

Gracias por tu visita.