Translate

lunes, 28 de noviembre de 2016

Patrones de ganchillo para decorar el árbol de Navidad

La mayoría de las ciudades ya tienen preparada la decoración navideña  y en casa ya se están calentando motores.

Las opción de tejer tus propios adornos es cada vez más habitual. Existen muchas posibilidades: desde coronas, belenes,  figuritas..., prácticamente puedes tejer todo lo que se te ocurra. Para orientarte un poquito, voy a comentar algunos patrones gratuitos que puedes encontrar en internet para adornar el árblo de Navidad. 

¿Preparada para una disfrutar con la selección?

Copos de nieve
Comenzamos con todo un clásico: los copos de nieve. Puedes tejerlos esponjosos como los de la fotografía.



Si los prefires más tradicionales, Blij dat ik brei, un blog holandés, ofrece varios gráficos, fáciles de leer si estás habituada a usarlos. Aunque lo habitual es tejerlos en color blanco, pero puedes elegir hilo diferente, como plateado o dorado, e incluso un color más atrevido. Cuanto más fino sea el hilo, más bonito será el resultado.

Ángeles
Con Delicadezas de crochet tienes dos opciones para tener unos angelitos en tu árbol, pero si lo prefieres puedes hacer una guirnalda.

Botitas
El videotutorial Tejiendo Perú, para tejer unas botitas navideñas se lo pondrá un poquito más fácil a Papá Noel para saber dónde colocar los regalos.

Bolas
Hay dos opciones, o tejerlas de principio a fin o usar unas que ya tengas y decorarlas con un pequeño motivo. El año pasado elegí esta última opción y fueron todo un éxito.



Bastón de caramelo
Lanas y ovillos  es para los más golosos.  Un videotutorial para tejer los tradicionales bastones de caramelo rojos y blancos.

Campanitas
En De todo crochet encontrarás campanitas combinadas con hojas y bolitas rojas.

Con todas estas opciones te espera una Navidad muy tejedora.

lunes, 21 de noviembre de 2016

Mandala rápido en tonos azulados

Los mandalas son representaciones simbólicas del cosmos en el hinduismo y el budismo. Generalmente, se trata de figuras geométricas, sobre todo círculos, cuya función principal es apoyar la meditación. Cada forma geométrica y color tienen su propio significado.

Los mandalas son uno de los trabajos que más se reproducen en ganchillo, quizás por lo agradable  que son de tejer, porque nos permite aprovechar restos de otros trabajos o simplemente porque son muy relajantes. Se pueden ver en alfombras, ropa, piezas decorativas...



Hoy os traigo un pequeño mandala para colgar en la pared. Como decía al principio, los colores tienen un significado especial, así, el azul es paz, alegría, serenidad y satisfacción; el rosa, altruismo, dulzura y paciencia y el verde se relaciona con la naturaleza, la felicidad y la libertad. En cuanto a la forma, el circulo (la forma más frecuente) significa seguridad, lo absoluto (también la lejanía).

Como lo voy a usar como adorno en la pared, le he añadido unas cuentas de cristal, aunque este último paso es opcional.

Materiales
Con restos de otros trabajos se pueden tejer pequeños mandalas, con 25 gramos de cada color hay más que suficiente.
-Hilo rosa claro,
-hilo verde pistacho,
-hilo celeste,
-hilo verde piscina,
-hilo azul ultramar,
-ganchillo del grosor adecuado al hilo. Yo he usado uno del número 2,5.
-una cuenta de cristal facetado.

Patrón
1. En color rosa, hacer un anillo mágico: cinco cadenetas (será la primera vareta más dos cadenetas), una vareta, dos cadenetas, repetir hasta tener seis varetas, cerrar el anillo con un punto deslizado en la tercera cadeneta.
2. Cambiar al color verde pistacho. En cada uno de los huecos que se han formado, se teje un punto piña de medias varetas, dos cadenetas, un punto piña de medias varetas.
3. Cambiar a color celeste. Una vareta, dos cadenetas, una vareta entre punto piña y punto piña de la vuelta anterior. (se formarán unas uves).
4. Cambiar a color verde piscina. En cada una de las uves que se han formado en la vuelta anterior, tejerán punto piña de medias varetas, tres cadenetas, un punto piña de medias varetas. Repetir en toda la vuelta.
5. Cambiar a color azul ultramar. En las tres cadenetas de la vuelta anterior, tejer tres varetas, tres cadenetas, tres varetas. Repetir en toda la vuelta.

El tutorial para tejer  el anillo mágico, el punto piña y el punto piña de medias varetas (o punto piña de medio punto) lo podéis (y otros puntos) lo podéis ver AQUÍ.

Para hacer el colgador, pasa una hebra de hilo azul ultramar, introduciendo los dos cabos por la cuenta de cristal afacetado. Anuda para asegurar y corta el sobrante.

Gracias por tu visita.

NOTA: Puedes añadir al mandala cuentas, plumas o amigurumis pequeñitos. Tu imaginación es el límite.





 


lunes, 14 de noviembre de 2016

Cómo elegir un nombre para tu patrón

Después de más de dos años escribiendo en el blog, he comprobado la importancia de elegir un nombre que despierte interés, no solo para el título del de la entrada, sino también para el patrón de tu trabajo (aunque la mayoría de las veces suelen coincidir). Existen muchas páginas y blogs sobre tejido (a dos agujas, ganchillo, bolillos, frivolité...) y es importante captar la atención de tus potenciales lectores  con un nombre llamativo y fácil de recordar.

En internet hay muchos consejos para elegir un títul oadecuado para una entrada de tu blog, y así atraer lectores y conseguir un buen posicionamiento SEO, pero hay menos información para encontrar el nombre adecuado a un patrón. Crearlo no es un trabajo fácil. Haces, deshaces, redactas, dibujas un gráfico... y después de todo esto ¿cómo lo llamamos?

Lo más fácil es un nombre descriptivo, es lo que yo suelo hacer. Sin embargo, es complicado sobresalir entre tantos trabajos con nombres parecidos o iguales. El chal de la foto lo llamé simplemente "chal punto trellis", pero... ¿y si me hubiese atrevido a ponerle un nombre más original?, como "chal Bovary en punto trellis" (es solo un ejemplo).



Tras un poco de investigación y largas charlas con otras tejedoras, he comprobado que merece la pena invertir un poco de tiempo en buscar un buen nombre para tu patrón. No siempre será fácil, pero podemos intentarlo.

Tened en cuenta que el nombre tampoco lo es todo. Siempre serça conveniente redactar una pequeña introducción para "calentar motores" y hacerlo más apetecible, como una breve descripción de la labor, si hay un paso especialmente difícil, cómo se teje (dos agujas, ganchillo...), posibles variaciones, etc. Cuatro o cinco líneas serán suficientes. Bueeno, a veces serán necesarias unas cuantas más. Da igual si el patrón es de pago, en formato PDF o gratuito. Todo para hacerlo más fácil a las futura tejedoras.

¿Dónde buscamos la inspiración  para nombrar  nuestros patrones? A veces los encuentras de la manera más inesperada: tu hijo dijo un nombre gracioso, recuerdas trabajos de la abuela, paseas y ves un objeto que te recuerda tu labor...

Si no quieres dejarlo al azar te propongo buscar inspiración de la siguigente manera:

1. Usando nombres de lugares (calles, ciudades, accidentes geográficos...).
2. Canciones o películas. Un verso o una frase memorable puede encajar en ese patrón en el que tanto has trabajado.
3. Personajes históricos o famosos. Algunos bolsos, por ejemplo, tienen nombre de actrices que los hicieron famosos. Pero ten cuidado con los derechos de imagen y de autor. Si usas, por ejemplo, Sonia Rykiel, tendrás un problema, porque era además de diseñadora, Sonia Rykiel es una marca comercial muy conocida de prendas de punto. Aquí hay que andarse con cuidado.

Una vez que tienes posibles nombres, siempre conviene hace una búsqueda en internet para ver si hay muchas coicidencias con tus elecciones. Puedes hacer una búsqueda general en Google, pero quizás haya demasiadas páginas no relacionadas con el tejido y desnimarte. Es más preciso utilizar redes sociales para tejedoras como Ravelry o Pinterest para una pequeña búsqueda. Si encuentras más de diez nombres como el tuyo, olvídalo y busca otro.  Si es el mismo nombre en una prenda diferente a la tuya, no hay mayor problema. Lo importante es que el nombre de tu patrón resulte atractivo.



Una vez que tienes los posibles candidatos piensa en tu audiencia. Un nombre en inglés puede tener diferentes significados en según qué país (palabras que se escriben exactamente igual pero con significados distintos en otros idiomas). Con el español sucede lo mismo, en España pollera significa 'mujer que cría o vende pollos', en muchos países de América es una 'falda'

Generalmente escribimos un patrón para lectores de nuestra propia lengua, pero si optas por atraer tejedores de otros idiomas, un traductor o dicionario te ayudará en este tema. Lo más importante es elegir un nombre que no sea un insulto o una grosería en otro idioma o tan complicado de pronunciar que la gente abandone.

Como ves, elegir un adecuado nombre es una buena estrategia de marketing  para que las tejedoras y los tejedores elijan tu patrón y lo recuerden.

Y después de todos estos consejos, recuerda que una buena foto también ayuda y mucho.

Gracias por tu visita.

lunes, 7 de noviembre de 2016

Chaqueta Grey de punto con capucha

¿Preparadas para tejer una chaqueta con capucha? Por ahora no está haciendo demasiado frío (parece primavera), pero cuando llegue, estarás preparada.

Para este trabajo he cambiado el ganchillo por las agujas. Llevaban tanto tiempo en el cajón, que se me había olvidado lo agradable que es tejer con ellas.



El nivel de dificultad medio, pero es más fácil de te imaginas.

Para una chaqueta de la talla 40 necesitaremos los siguientes materiales:
-7 ovillos de lana matizada en tonos grises y 3 ovillos de lana gris de grosor medio (número 8). Si no cambiar el color de las mangas, necesitarás 8 ovillos de lana matizada.
-agujas del número 8,
-3 botones tipo clip (opcionales).

Patrón
Parte trasera
En color gris, comenzamos montando 46 puntos. A continuación, tejemos 7 vueltas en punto elástico (un punto del derecho y otro del revés). Ten en cuenta que el primer punto de cada vuelta no se hace y el último siempre del derecho, para que los bordes queden bien.

En la octava vuelta cambiamos de color y tejemos 70 vueltas (una vuelta del derecho y otra del revés).

Parte delantera
Tejer dos partes.
En color gris, montar 19 puntos y tejer 7 vueltas en punto elástico.
En la octava vuelta, cambia de color y tejemos 70 vueltas.

Cuando tengas las dos partes, tejer el elástico a todo lo largo de la chaqueta en color gris. Para ello, debes enganchar la aguja en cada punto del borde hasta tener tantos puntos como vueltas hayas tejido (70 más las 7 del elástico). Mi consejo es ir enganchando los puntos uno a uno. Yo intenté engancharlos todos a la vez y el tejido queda demasiado rígido y difícil de trabajar. Mejor ir enganchando uno a uno e ir tejiendo el punto elástico como de costumbre hasta tener cinco vueltas.

Otra opción es hacer el elástico de forma separa y suelo coserlo a cada parte delantera, pero yo prefiero hacerlo de la forma descrita, me parece que queda mejor.

Bolsillos
Tejer dos bolsillos. 21 puntos, 12 vueltas de punto elástico. Coserlos de manera centrada en cada parte delantera.



Mangas
Montar 20 puntos y tejer 7 vueltas en punto elástico. Cambiar de color. Tejer dos vueltas, en la siguiente vuelta, un aumento al principio y al final. Tejer sin aumentos 4 vueltas. En la siguiente vuelta un aumento al principio y al final. Tejer 6 vueltas sin aumentos. En la siguiente vuelta un aumento al principio y al final. Tejer 10 vueltas sin aumentos. En la siguiente vuelta un aumento al principio y al final. Tejer 14 vueltas sin aumentos. Cambiar a color gris y tejer sin aumentos 12 vueltas en gris (esta parte es opcional, puedes tejer toda la manga con lana matizada). Cosemos las mangas.

Capucha
En color gris, monta 60 puntos y 7 vueltas en punto elástico. Cambia de color, y teje 28 vueltas (una vuelta del derecho y otra del revés). Coser la capucha por la parte de atrás (el lado opuesto al lado del elástico).

Ahora toca ensamblar las diferentes partes. Cosemos cada parte delante a la parte trasera, dejando una parte sin coser en la parte superior (para la capucha) y las mangas a los laterales. Para coser la capucha a la chaqueta, dóblala por la mitad y únela al centro de la parte trasera, cose 12 centímetros a la derecha e izquierda del centro de  la parte trasera y otros 12 en cada parte delantera.

NOTA: Antes de coser la capucha de manera definitiva prueba a sujetarla con alfileres. Dependiendo de tu forma de tejer, los centímetros que indico en el patrón pueden variar un poquito.

Para finalizar, cosemos los botones (opcional). Puedes sustituirlos por un cinturón o incluir las dos opciones. Como puedes ver, yo no se los he puesto.

¿Te animas a tejer la chaqueta?



jueves, 3 de noviembre de 2016

Bufanda infinita en color rojo

Tengo ganas de que haga frío, mucho frío y ponerme esta bufanda inifinita. He usado una variante del punto cesto y es muy calentita.

Materiales
-3 ovillos de lana de grosor medio de 100 gramos,
-ganchillo un poco más grueso que la lana, con una del número 6,5 el tejido quedará más suelto.
-marcador de vueltas.



Patrón
1. Comenzamos con 150 cadenetas (160 si te gusta más holgada).
2. Tejemos toda la vuelta en punto bajo y unimos los dos extremos. Es importante colocar el tejido recto. Coloca el marcador de vueltas.
3. Tejer toda la vuelta en punto bajo.
4. Un punto bajo, un punto bajo pero enlazando la hebra en la vuelta anterior tres veces, como si se hiciera un punto piña. (Tutorial para el punto cesto AQUÍ).
5. Tejer toda la vuelta en punto bajo.
6-7. Tejer en punto cesto normal toda la vuelta.
8. Un punto bajo, un punto bajo pero enlazando la hebra en la vuelta anterior tres veces, como si se hiciera un punto piña.



Repetir desde la vuelta 3 hasta alzanzar los 23 centímetros de tejido. Termina la bufanda con una vuelta de puntos deslizados en ambos lados de la bufanda.

lunes, 31 de octubre de 2016

Neceser tapestry de rayas y rombos

Hoy toca aprovechar pequeños restos de material. No soporto tener rodando por ahí diminutos ovillos y siempre ando dándole vueltas a la cabeza. Lo más socorrido es un monedero o un neceser. Por muchos que tenga, siempre me parecen poco.

Lo más complicado del patrón es evitar que se líen mientras tejen las distintas hebras, pero con un poco de paciencia  se consigue.
Las medidas del neceser son 19 x 14 centímetros

Materiales
-hilo de algodón naranja oscuro, naranja claro, beige y morado (o los colores que tengas o te gusten)
-ganchillo adecuado al grosor del hilo,
-tela para el forro,
-cremallera.

Patrón
1. En naranja oscuro, comienza con 50 cadenetas en color naranja oscuro. Para evitar costuras, teje alrededor de las cadenetas según el gráfico. Dos vueltas en punto cesto. Cambia a color beige.


2. Dos vueltas en color beige en punto cesto. Cambia a color naranja oscuro.

NOTA: Puedes cambiar el punto cesto por puntos bajos.

3. Un vuelta en punto bajo (de aquí en adelante, el neceser se teje en punto bajo).
4-8. Para los rombos sigue el siguiente patrón: 



9. Una vuelta en color naranja oscuro. Cambia a color beige.
10. Una vuelta en color beige.
11. Un punto en color beige, un punto en color naranja oscuro. Repite en toda la vuelta.
12. Una vuelta en color naranja oscuro.
13. Una vuelta en color beige.
14. Un punto en color beige, un punto en color naranja claro. Repite en toda la vuelta.
15. Una vuelta en color naranja claro.
16. Una vuelta en color beige.
17. Un punto en color beige, un punto en color morado. Repite en toda la vuelta.
18. Una vuelta en color morado.

Repite desde la vuelta 10 a la 13 hasta tener ocho centímetros de tejido, combinando los colores como aparecen en la foto.

Para acabar, tejemos una vuelta  con un punto en naranja oscuro y otro beige. En la siguiente, un punto en naranja oscuro y otro naranja claro. En la tercera, un punto en naranja claro y otra en color morado. La última la tejemos en color morado.

Cortamos la tela para el forro, cosemos la cremallera y por último lo cosemos todo al neceser.

NOTA: Puedes colocar un asa para convertirlo en un bolso de mano y añadirle borlas o cualquier otro adorno que te guste.



Te espero en el próximo proyecto.

lunes, 24 de octubre de 2016

Funda fácil (o casi) de ganchillo para el móvil

¿Tienes un poco de hilo rondando por casa y no sabes qué hacer? Una funda para el móvil sencilla pero resultona puede ser una buena opción, usando un solo color o combinando varios y darle un pequeño toque con un bonito botón.



El punto usado para el móvil de la fotografía (punto bajo cruzado) tiende a encogerse y es mejor usar un ovillo con algo de elastano. Si se usa una fibra con menor elasticidad, es mejor tejerlo un poquito más grande que el móvil para que encaje sin dificultad.

Materiales
-Hilo con elastano y ganchillo adecuado del número 2,5.
-Un botón.
-Marcador de vueltas.

Patrón
Para un móvil de 7x14 centímetros se tejen 21 cadenetas.
1. Tejemos una vuelta en punto bajo alrededor de la cadeneta. Usa el marcador de vueltas para indicar el inicio de cada vuelta.

2-36. Tejemos  todas las vueltas del siguiente modo: saltamos un punto de la vuelta anterior y tejemos un punto bajo. El siguiente punto lo hacemos en el punto que nos habíamos saltado, de tal forma que se forma una pequeña cruz.

El resultado final es un tejido con textura.



Para acabar, cose el botón centrado y teje un cordón (entre 10 y 15 cadenetas) para cerrar.

Espero que os guste.